¿Quien recuerda cuando dudábamos si comprar una computadora de marca o un computadora armada en partes?

Clones, eran esas PC que armábamos o que las comprábamos armadas por componentes de varias marcas. La devoción por “El Ataque de Los Clones” o los clones PC tenia casi el mismo nivel de fanatismo. Versus las que venían todas debajo de una sola marca.

Google Self Driving¿En algún momento de los próximos 3 años tendremos la misma disyuntiva con los autos que se manejan solos?  ¿ Iremos por las marcas tradicionales de hoy, por los Tesla, por un Google o por un auto autónomo “clon” ?

A los sensores que algunos autos utilizan para estacionarse solos, se agregan radares, otros solo utilizan cámaras o integran todo lo anterior; y por supuesto se suma la tan mencionada últimamente: Inteligencia Artificial (IA).

Así como Google, Ford, y hasta Uber con su AI Lab ya están invirtiendo en integrar IA a los autos para que sean “self-driving-car” (SDC); están los casos de aquellos que prefieren convertir a cualquier auto en SDC. Por ejemplo AIMotive con un sistema de cámaras e IA convierte en esta foto adjunta debajo a un Toyota en un “self-driving-car”.

Aimotive

¿Cuál vamos a comprar, el de marca que ya viene de fábrica hecho como SDC? ¿O mantendremos el propio y lo haremos SDC con un sistema como el de AImotive ? Dependerá de los “features” que traiga, de nuestra relación con la marca, de la confianza.

¿Será la experiencia integral la clave de la decisión?

Así como determinamos la hora del despertador. O configuramos la aplicación del celular para que nos avise cuando recorrimos la distancia que necesitamos de acuerdo a nuestro plan de entrenamiento; también vamos a configurar un auto que se maneje por si mismo. Al SDC tenemos que decirle donde vamos.

Quizás luego de algunos “aprendizajes” a través de la IA, pueda deducir que ciertos días y  a ciertos horarios, cuando estamos dentro del auto con ciertos acompañantes nos dirigimos a una, dos o más opciones de destino. Nos pregunte al cual de ellas ir.

Con el GPS que corresponda el SDC decidirá la mejor ruta de acceso y comenzará el viaje viendo con qué se topa en el camino. Las cámaras y los radares sirven para ver  obstáculos. Y luego poder identificarlos con el análisis de las imágenes vistas. Luego hay que decidir qué hacer. En cuestiones de segundos o más rápido. Ahí la IA ayuda. Nosotros estaremos disfrutando del viaje.

Si el SDC se da cuenta que le falta nafta, nosotros tenemos que avisarle que marca preferimos cargar. Aunque haya una estación de servicio más cercana y con mejor precio, nosotros decidimos la marca. Aun dejando esta decisión al SCD, si estuviese conectado con el BigData de los precios de combustibles por estación, tenemos que avisarle que así será hasta que cambiemos de opinión.

¿Vamos a hablar con el SDC? El medio de comunicación debería ser la voz, una conversación. Si, no estamos tan lejos de esto. Ya lo haces con tu PC o tu celular, con los Siri de Apple, Alexa de Amazon, Cortana de Microsoft, el Google Assistant; o Trint, que  identifica en una conversación de varias personas lo que dice cada una!

AIEl robot es un artefacto que debe comprender con ayuda del humano cuando aplicar su fuerza, su velocidad, para qué. El humano debe ayudarlo. Vamos a tener que decirles que si bien el límite es de 100 km por hora en ciertos trayectos, preferimos ir a 80 km por hora. Simplemente porque preferimos ir a esa velocidad. Luego la AI se encargará de aprenderlo y sumarlo a las características de manejo del auto. ¿Y si un día queremos ir a 100 km por hora? Entonces que pregunte siempre o simplemente le avisaremos.

Habrá SDC que disminuyan la velocidad al aproximarse a una cierta distancia al auto de enfrente. Quizás nosotros prefiramos que la distancia sea mayor.

Definir cual es el objetivo. Si a un robot que limpia la pileta no se determina tiempo, calidad del agua esperada, el robot puede estar limpiando la piscina hasta que se el termine la batería, salvo que tenga una solar. En el caso de los SDC además de decirles el objetivo, el destino, podríamos decirle en cuanto tiempo necesitamos que lo realice. Por si estamos apurados y tenemos una reunión. Si el SDC tiene acceso a nuestra agenda podrá saberlo y avisarnos, conversar con nosotros acerca de qué queremos hacer al respecto. ¿Llegamos puntual, antes, unos minutos después si ana cita y queremos hacernos desear un poco más?

La devoción que genera La Guerra de las Galaxias, era similar al que generaban los PC clones versus las computadoras de marca. Los PC clones había quienes los armaba y quienes los compraba armados.

La devoción a una marca de autos tiene su historia, sus experiencias, que establecen ese vínculo. A medida que surjan los modelos SDC de cada una de dichas marcas tradicionales, ¿seguirá ese vínculo vigente? O quizás surja una mayor devoción al SDC sin importar su marca.

En todos los casos nosotros seguiremos decidiendo, gestionando y dirigiendo el producto, en este caso un SDC.

La decisión no pasará solo por si es un auto autónomo. Será una decisión relacionada con al experiencia integral. La marca, con la que tendremos un cierto vínculo. Analizaremos la confianza y calidad. Las novedades al viaje entretenido que hagan determinar nuestra decisión.

volvo-self-driving-car

Advertisements